11 noviembre 2007

El bueno, el feo y el malo



Aznar es un fascista. Y de los malos además. Chavez es un payaso, aunque me gusta como canta. El rey estaba borracho (aunque parece que es su estado normal). Zapatero hizo algo que yo no habría hecho (defender a Aznar) pero supongo que era su papel. A partir de ahí, ya sabéis: tararí, tarará -"¿Por qué no te callas?" y tal y tal.
Todo esto es la anécdota. Lo más jugoso vino poco después, y fue la curiosa forma del PP (Partido Phascista) de agradecer la refriega que ambos paladines en su defensa.
Resulta que les parece bien la intervención del monarca, asomando la jeta para decir un improperio, con la seguridad de que en las próximas elecciones, él va a seguir con el culo en el trono. Es decir, el "rebota rebota y en tu culo explota" o "chincha rabia, que en España vivimos mejor" es el argumento que prefieren los fachas para defender de la ofensa a su presidente honorífico. Va ZP, hace un argumento típico en política del tipo "vamos a respetarnos", "vamos a llevarnos bien", "comparto lo que dice pero no son formas", etc, y esto les parece mal. Estamos en lo de siempre, el rey demuestra su mala educación, hace el cateto, pero es cojonudo. ZP, sin ninguna necesidad, saca la cara a los fascistas, y eso les parece mal. Pues vale, cojonudo. Nunca he entendido que haya tanta gente que vote a estos tíos, pero es que cada vez entiendo menos cómo hay uno sólo que lo haga. Lo suyo es negar lo que es evidente para todos, y mentir, y mentir una vez más porque al final, unos cuantos millones de sus compatriotas, van a reaccionar al grito de "España se rompe" y van a ir y les van a votar. Ya mintieron con lo de las armas de Irak, mintieron con el 11 M, mintieron cuando pretendían prohibir la película "La pelota vasca", y ahora vuelven a mentir. Y son mentiras como esta última, las más graves. Son cotidianas y constantes, mienten todos los días, y con sus mentiras, ellos son los que generan violencia y odio.

Poco después, durante la intervención del presidente de Nicaragua, al monarca ya se le agotó la paciencia, y cogió y se marchó, demostrando de nuevo su buena educación. Resulta que al señor le molesta oir que se critique a las empresas españolas, pues amigo, ¿para qué has ido? Si era solo por comer de gratis un par de días, haberte quedado, que aquí tampoco pagas. Supongo que este esperaba llegar allí y que todos se echasen a sus pies por haber tenido la gentileza de aparecer por el cono sur. Pues parece que, gracias a dios, esos días se están acabando, y ya no sólo de lameculos se hacen los gobiernos. Al señor le pica oir las verdades en voz alta. Claro, como aquí no se pueden decir, no tiene costumbre de que se lo digan a la cara, pero no dejan de ser eso, verdades.
¿Acaso aquí no ponemos el grito en el cielo cuando nos suben la electricidad, el gas, el teléfono, la gasolina mientras las empresas duplican año tras año sus beneficios?
Pues allí tambíen, solo que tienen doble motivo de queja, porque las empresas españolas actuan allí gracias a operaciones de privatización y compra barata llevadas a cabo por gobiernos anteriores, de esos cuyos ciudadanos les importaban un pimiento, solo que como eran de derechas, para occidente eran buenos. Ahora, cuando un gobierno quiere que la riqueza de su país revierta en su país, es un gobierno subversivo y atacado por todas partes, y al monarca, por lo visto, le aburren este tipo de quejas. Se está mucho mejor en el bribón, o en el bar, o de caza, que como dice Anasagasti, a la ópera él no va, ahí manda a la mujer.
Pobre Mitrofán.

http://es.youtube.com/watch?v=DGnEXu63_zk

2 comentarios:

AntiTodo dijo...

Hoy, desayunando estaba viendo el telediario matinal de A3.

Sacaban entrevistas a domingeros con el pan y el periódico diciendo:

"Yo comprendo al rey, es que es asi, campetxano"; "tenemos un rey magnifico"; "yo hoy me siento más cerca del rey que nunca".

Madre de dios!! Qué asco de gente!! En epañá semos asin!!

Casto López Armada dijo...

Eso te pasa por tener sintonizado A3 en tu televisor, o por levantarte tan pronto, o por ver las noticias o por desayunar.
Tú verás.