09 noviembre 2007

Sarkozy, Nous la guillotine!!

"Estoy orgulloso de ser español". Así comenzaba el discurso navideño que el pasado mes de octubre nos regalaba el ilustre Mariano, para pedirnos que manifestáramos nuestro propio orgullo en el día de la hispanidad.
Pues bien, Mariano, te voy a decir por qué yo no lo estoy. Por qué siento asco y hedor cuando sales con esas chorradas. Por qué comprendería (que no parezca una invitación) que una vez al mes, al menos, algún paisano al que ya no le llega con su pensión, entrase en algún ministerio o alguna sede política con la escopeta de caza, y dejase ahí más cartuchos que en Puerto Urraco.
Resulta que la OCDE (organización para la cooperación y el desarrollo económico), en su último informe, destaca (algo que en realidad todos sabíamos) que España es el único país de los 27 más desarrollados del mundo, en el que el salario medio ha bajado en el periodo 1995-2005. Es decir, que se cobra ahora menos que hace 10 años. Esto es cojonudo ya tal que así, sin más adorno y zarandaja, pero vamos a aportar algún argumento más.
El porcentaje de trabajadores entre 15 y 64 años era, en 1995 el 48% y ahora el 63%. Aun así, los ingresos por rendimientos del trabajo en las cuentas de la nación han descendido en este periodo. Esto quiere decir que la clase política española se encuentra cómoda con su dato de creación de empleo, sin preocuparse de que sólo crean empleo barato. Muchos creen que esto es un dogma de fe: "Cuanto más barato es el empleo, más hay". Bien, pues el dichoso informe también desmonta esta hipótesis. En Noruega y Suecia, las tasas de creación de empleo están por encima de las estadounidenses, a pesar de que los salarios son bastante superiores en los países escandinavos que en en el imperio del dólar (también según el mismo estudio).
Más. Entre 1999 y 2006 (fijaos que son menos años), los beneficios empresariales han crecido en el país de Rajoy un ¡73%! ¡Más del doble que la media de la unión europea! (33,5%), mientras que los costes laborales han aumentado en España en el mismo periodo un 3,7% y en europa...cinco veces más, un 18,2%.
Encima, el bueno del ministro "socialista" Solbes, en una entrevista concedida al El País, en la que minimizaba la relevancia de estos datos, sacaba pecho ante lo que él considera su mayor mérito desde que es ministro: no haber aumentado el gasto público. ¿Será que en España ese gasto público estaba disparado?
Pues va a ser que tampoco; aquí el gasto público representa el 38% del PIB, en la eurozona el 47,4%, y en Suecia por ejemplo, el 56,5%.
"Sé que los españoles también lo están". Así continuaba el discurso de nuestro primer protagonista.
Pues no Marianico, no. Mejor nos luciría si Curro Jiménez y El Empecinado se hubieran guardado la faca, y hubiesen cantado la marsellesa con la mano en el pecho. Y además, así, nuestro himno ya tendría letra.

En la foto sí que se le ve orgulloso. Al loro al pantalón.


1 comentario:

AntiTodo dijo...

no tengo palabras... hijos de puta.

Hoy han sacado un estudio (sobre 150 paises) sobre economia neoliberal. ¡Es una puta vergüenza! A ver si lo encuentro!! (la noticia la he escuchado en Onda Cero)