14 diciembre 2007

Viral?


El motivo de este artículo me ha recordado a estos dos personajes de arriba, aunque por motivos distintos.
La golfa de arriba, en su programa, recibió en una ocasión una llamada de alguien que decía que en una ocasión le gastaron una divertida broma, consistente en hacerle comer dedos de bebé haciéndole pensar que eran palitos de pollo empanado. Ella, en lugar de preguntarle, como habriamos hecho todos, de dónde habían sacado los dedos de bebé, le preguntó con gesto lascivo: "Oye, y ¿a qué sabían?"
El segundo es mucho más majo. Sale en las pelis de Austin Powers, y aunque tiene un aspecto repugnante, para no herir sus sentimientos le llaman Gordo Cabrón. Él en las pelis, hace unos cuantos chistes acerca de comer bebés.
Llegados a este punto, ya sospecharéis que el artículo va de bebés comidos, o listos para comer.
Pues sí.
Quizá algunos conozcáis la emisora de radio intereconomía. Es lo más parecido a Radio Aznar, pero un poco más facha y opusiano. Estos también se hicieron eco de lo de el puto titadine, el ácido bórico y lo de la orquesta mondragón.
Pues bien, estos señores también tienen su propio canal de TV, y en sus estudios centrales, recibieron recientemente un paquete que contenía... ¡UN FETO DESCUARTIZADO!
Tal cual!!
Al parecer, poco después de recibir el paquete, aunque no pueden concretar exactamente la hora de llegada, recibieron una llamada anónima de alguien que, dicen, hablaba con acento sudamericano o canario, y que dejó un único mensaje: "He mandado restos de un aborto".
Ellos opinan que puede ser debido a que recientemente emitieron un programa acerca de los abortos ilegales que se practican en españa.
Lo cierto es que si es verdad, es algo un poco macabro, pero yo, que soy un poco mal pensado, creo que podría ser otra cosa.
Estos, como digo, son más opusianos que Escrivá, Del Burgo y Trillo juntos, así que me extraña un poco que, habiendo recibido esto, lo publiciten de tal manera, ya que hay vídeo y todo.
Se me ocurre que podría ser una campaña de esas que ahora llaman de marketing viral, para, primero, mostrar a los sensibles ojos de las y los abortistas lo horrible de un aborto, y por otro, darse un poco de autobombo, que se acercan elecciones, y la cope está perdiendo oyentes.
Sea lo que sea, es raro, raro, raro y retorcido, por parte tanto del remitente como del receptor.
Aquí está el vídeo. Ojo, no se ve sangre, pero tampoco es agradable, que no quiero que me echeis la culpa si os deja de gustar el pollo y el conejo para siempre.

3 comentarios:

porencimadelhombro dijo...

joder te has pasado me dan arcadas solo de pensarlo, los deditos de los pobres bebes!!!

Casto López Armada dijo...

Piensa que son barritas de merluza findus.

Anónimo dijo...

acabo de venir de comer en un chino y había cosas (en el chino) que se parecían a lo del vídeo... ñam ñam ñam!