30 agosto 2008

Podéis ir en paaaaaaazzz (and love)




Hace tiempo que venimos oyendo como los curas se quejan amárgamente de que en europa el número de católicos va en descenso (aunque los que hay cada vez son más pelmas, al menos aquí). Se ve que el poder de convencimiento de los sacerdotes está decayendo. Puede que por este motivo, dios a puesto a su disposición una nueva herramienta para salvar nuestras almas.
Resulta que en Bulgaria, la policía está investigando a un cura, acusándole de cultivar marihuana en el patio trasero de su casa. Cuando se le comunicó la acusación, éste se limitó a decir que él no la había plantado, y que la hierba era un regalo de dios.
Lo curioso es que la policía, en vez de partirle la boca de dos hostias y meterlo al talego, lleva días apostada frente a este campo, para comprobar si el cura presta sus cuidados a las plantas, o es el altísimo el que las mantiene verdes y frondosas.
¿Habrán mirado qué se quema en el inciensario de esa iglesia?
¿Tendrán un poster de Bob Marley en vez de retablo románico?
¿El pobre que pide en su puerta será un negro con gafas de sol y muchos collares dorados?

¡Qué bien saben adaptarse estos curicas!


El papa pidiendo la última calada.

2 comentarios:

AntiTodo dijo...

Hostia ¡¡¡Un punki!!

sini dijo...

El papa tiene cara de malo y fumao a la vez. Bufff yo de ese no me fiaría en na.