18 noviembre 2008

Les preocupa que mi dinero no les llegue

El ayuntamiento de barcina, que por si alguien no lo recuerda, también es de Pamplona, va a poner en práctica una curiosa iniciativa. Según informa 20minutos, el consistorio va a etiquetar el mobiliario urbano y otros elementos en nuestra capital, txikita y apañada, para hacer ver a los transeuntes el coste de dichos elementos. Se supone que es una campaña para evitar o paliar la realización de actos vandálicos, bajo el lema "Cuidar tu ciudad no te cuesta nada, a Pamplona 1.500.000 euros".
De este modo, van a poner grandes etiquetas para indicarnos el coste del vandalismo en el mobiliario urbano, así como en otros lugares diciendo lo que cuesta la recogida de excrementos de perro, la limpieza de pintadas, la limpieza de zonas de botellón, etc.
En general la actuación consistirá en colocar 100 etiquetas grandes en farolas y árboles; 300 pegatinas medianas en árboles, parques infantiles, bancos, papeleras y señales turísticas; 200 adhesivos en las paredes sobre pintadas y botellón, 33 etiquetas en los jardines de Pamplona y 2 pegatinas gigantes para informar sobre el coste total de las conductas incívicas.

Hasta aquí, la información pura y dura. Ahora bien, la campaña, desarrollada por la empresa de comunicación Gap's, costará 65000 euros, información esta que dudo que se muestre en cada una de las etiquetas. También desconozco si el ayuntamiento va a decirnos el precio de los árboles que arranca de los lugares donde le apetece (pza del castillo, por ejemplo). No se si dirá algo de cuantos bancos se sustituyen por actos de vandalismo o simplemente porque les gusta vestir la ciudad a la moda (¿dónde están los tracicionales bancos rojos y verdes de pamplona?), o cuantas fuentes de las del león se sustituyen por puro capricho para poner las impersonales fuentes actuales.
También me pregunto si explicará el valor del mosaico arrojado a un vertedero y que antes adornaba la plaza del castillo, y tantos y tantos otros elementos que el ayuntamiento decide, de un día para otro, sustituir sin motivo aparente (marquesinas de autobús, por ejemplo).
Sí estoy seguro que no nos dirán cuánto nos cuesta a los contribuyentes sus comidas de "negocios", las estancias en hoteles de sus invitados, sus viajecitos de promoción para certámenes imposibles (capitalidad cultural), coches oficiales, decoración de edificios oficiales, etc, etc, etc, etc, etc, etc.
Y como siempre, lo malo no es que lo hagan, sino que habrá una cantidad, no pequeña, de gente que irá por ahí diciendo que es una idea cojonuda.
Lerdos.

A continuación, vistas de la plaza del castillo en distintas épocas, la primera de ellas en el siglo XIX, cuando aun no había salida hacia la avenida Carlos III. Fijaros en el curioso parecido entre esta imagen y el páramo en el que el paso de barcina por el ayuntamiento ha convertido a esta plaza (en la última foto).





3 comentarios:

AntiTodo dijo...

pues si es de risa. Además (quitando la parte vieja, barrio que para el ayuntamiento NO existe), tampoco veo casi pintadas ni desperfectos por Pamplona... con los incivilizados que somos!!

Putodioso dijo...

Soy algo nuevo en esto de los blogs y me había centrado en el Potemkim y en el Blog de antitodo, pero veo que la lista de blogs que tiene colgada en su "que jodida es la verdad" es por algo. Muy buen blog .

Casto López Armada dijo...

Ni en los barrios ni en lo viejo es para tanto. De hecho, si se han gastado 1500000 euros, y teniendo en cuenta que muchas cosas las cambian porque quieren, y teniendo en cuenta que como todo se lo compran a cuñados lo pagan a doblón, no es mucha pasta.
Mas caros no salen la alcalda y sus concejiles.


Gracias putodioso. Se hace lo que se puede.