17 diciembre 2008

Vendo estampitas, Sr Botín, vendo estampitas. Cómpreme uuuuna.


Supongo que a día de hoy, todos estaréis al tanto del escándalo Madoff (o meidoff como dicen en algunos telediarios). Por lo que se ve, este vivo había creado una cadena de inversores de lo más rentable (sobre todo para él, claro), basándose en la famosa pirámide de inversión.
En realidad, este "timo" es bastante viejo, y cada cierto tiempo sale un escándalo relacionado con la estructura piramidal de determinadas "agencias" de inversión.
Su funcionamiento es bastante simple.
Yo consigo que Pepe me deje 1000 euros para invertírselos, basándome en mis conocimientos del mercado, con el compromiso de devolverle un año después una cantidad superior, incrementada en una tasa de interés. Esto es como cualquier otra inversión, y en consecuencia, Pepe desconfía de mi. Entonces, le digo que en vez de devolverle, por ejemplo, 1040 euros que le da cualquier banco, yo le daré 1150. De repente, Pepe deja de lado su desconfianza, y dejándose llevar por un sentimiento bien distinto, como es la codicia, me entrega sus mil euros.
Yo, que veo lo fácil que Pepe me ha dado su dinero en cuanto le he ofrecido un 15% de interés, decido publicitarlo, y me encuentro con que son decenas las personas que me entregan sus mil euros para que al año les devuelva 1150. De este modo, un año después de que Pepe me diese sus mil euros, no tengo ningún problema para darle sus 1150 ya que otras muchas personas me han dado su dinero. Las inversiones van venciendo, pero como siempre tengo más inversores "actuales" que "vencidos", no tengo problema para pagar la rentabilidad prometida, y quedarme yo un porcentaje, claro.
Pero, como veis, en realidad no estoy invirtiendo en nada ese dinero, simplemente los de hoy cobran porque por detrás, vienen más incautos.
Como además, cada año hay más gente que no retira su inversión, sino que simplemente retira los "intereses" o incluso los reinvierte, mi negocio va viento en popa. Tengo mucho dinero para mi y para pagar a los pocos que retiran su inversión.

Pero..., llega un día que empiezan a decir en las noticias que los bancos no tienen liquidez. De momento, mis codiciosos clientes están tranquilos, y contentos porque se creen más listos que sus vecinos, ya que ellos tienen una inversión con una rentabilidad del 15% y con total disponibilidad y seguridad. De hecho, yo era el presidente ejecutivo del Nasdaq; cómo van a peligrar sus inversiones.
Aun así, hay algunos que empiezan a pedirme su dinero, y al mismo tiempo, noto que es más complicado captar nuevas inversiones. Parece que es verdad que la gente maneja menos dinero que antes. De todos modos, a los primeros que me lo piden, les devuelvo su dinero sin problemas. Pero llega un día que viene mi contable y me dice: "Oiga, sr Madoff (o Meidoff, según quién lo cuente), que resulta que tenemos peticiones de reembolso por valor de 50000 euros, y sólo tenemos en el banco 3000."
Resulta que todos esos leales y codiciosos inversores que un día me dejaron su dinero y no me lo habían pedido hasta ahora, pretenden que les de su inversión inicial más toda la rentabilidad generada. Pero como he dejado de tener nuevos inversores, ya no tengo dinero con que remunerar a los inversores existentes, ya que en eso se basaba la rentabilidad: en los nuevos inversores. De hecho, ni siquiera tengo el suficiente dinero para devolverles su aportación inicial, ya que ésta la dediqué a pagar los intereses de los primeros inversores.
Como veis, el funcionamiento es bien sencillo y cada año (o cada dos) se destapa un chanchullo de estos, aunque normalmente de mucha menor cuantía. Ahora, con este caso, está en boca de todos el decir que no es tan grave, ya que en el "asunto madoff" solo van a caer "grandes fortunas", ya que solo se admitían inversiones de muchas cifras. Y aun va la gente y se sorprende de que en la lista de perjudicados esté el banco de santander, el bbv, cajamadrid, las Koplowitz y algunos otros. La gente se pregunta ¿cómo es posible que esta gente, con tanta formación economica y financiera haya caído en esta trampa?
Pues sí. Parece difícil de creer que el sr botín, por ejemplo, caiga en un asunto como este. De hecho, y esto ya es una opinión, a mi me resulta imposible de creer. Vamos, increíble. Vamos, que lo que yo creo es que todos estos, sabían perfectamente de qué iba el chanchullo, sólo que mientras ha funcionado, se han estado lucrando y de qué manera. Ahora toca palmar; pues vale, pero no me creo que no supieran de dónde sacaba madoff sus rentabilidades. Simplemente, como Pepe, han escuchado a su codicia, que por otro lado, es lo que suelen hacer.
¿O acaso creeis que a estos les ha pillado de sorpresa lo de la burbuja inmobiliaria, las hipotecas basura, los hedge funds, los ninjas y toda su pesca?
En absoluto. Lo mismo que se lucraron con la burbuja, se han lucrado con madoff, y ahora toca lucrarse con el fondo de ayuda a la banca de los gobiernos con los fondos públicos.
Que no os quepa la menor duda.

PD. Un ejemplo sencillo de otra estructura piramidal es el sistema de pensiones de la seguridad social. ¿Habrá incautos a los que cobrar cotizaciones cuando los que ahora pagamos vayamos a retirar nuestros fondos?

4 comentarios:

AntiTodo dijo...

Hoy ha salido en prensa que también esta afectado Telefonica y la Caixa.

Hostia!! No habia pensado nunca lo de la seguridad social, pero es igual.

Black Queen dijo...

No nos engañemos con la seguridad social. El estado de bienenestar está jodido en España. No sólo no habrá a quién cobrarle para pagar nuestras pensiones que hipotéticamente estamos pagando nosotros ahora, sino que quizá nuestro dinero no llegue ni a nuestros padres, porque de algún sitio estarán sacando el dinero para tapar el agujero económico. Vamos, digo yo, que soy lego en la materia.

Casto López Armada dijo...

En realidad, la seguridad social de nuestros padres, como la nuestra no es tanto una cuestión de dinero, sino de voluntad.
El estado tiene mucho dinero y si le sumas su capacidad de endeudarse su solvencia es, no infinita, pero para los mortales como nosotros, casi.
Lo que sucede con la seguridad social es que hay unos cuantos empresarios de peso (en ambos sentidos) que les gustaría que el sistema de pensiones se privatizase, con dos finalidades claras:
- Ahorrarse buena parte de las cuotas empresariales por cada trabajador.
- Abrir un nuevo negocio con veinticinco millones de clientes que suscribirían un plan de pensiones.

Y que conste que desde aquí digo que si bien, considero que la seguridad social debería ser intocable en españa, sus servicios son carísimos.

Black Queen dijo...

Carísimos pero necesarios: es una de las poquísimas cosas de las que este país puede jactarse.