06 mayo 2009

Patricia, de operación triunfo 2009, desnuda



En la película "El padrino II" se da la que para mi es la mejor explicación de la mayoría de los conflictos que se dan en el mundo. No recuerdo el diálogo exacto, pero la escena sucede al poco de llegar Michael Corleone a La Habana, donde junto al resto de mafiosos norteamericanos se había acercado para hacer "negocios" legales con el beneplácito del presidente Batista. Estaban recorriendo las calles en un taxi, cuando un control del ejército les detiene mientras procede a identificar a un grupo de personas. En un momento, una de estas personas saca una granada del bolsillo, y al grito de ¡Viva Cuba libre! ¡Viva Fidel!, se agarra a uno de los soldados y se hace estallar. El acompañante de Michael, ve a éste sobresaltado y le dice que no tiene de qué preocuparse. Aunque haya oído hablar de esos rebeldes que tratan de derrocar al gobierno, no debe temer por sus inversiones, ya que son una cuadrilla de desarrapados que no tienen nada.
El padrino le contesta: "Eso es precisamente lo que me preocupa, que no tienen nada. Pueden ganar".

Hoy, cincuenta años después del triunfo de la revolución cubana y treinta después del estreno de El padrino, parece que a muchos les sigue sorprendiendo que cuando alguien no tiene nada qué perder, esté dispuesto a dar la vida, sólo por joder.
Y básicamente, esto es lo que está pasando en Gaza. Llámalo joder, llámalo venganza, llámalo causa perdida, llámalo como quieras, pero el fenómeno de los terroristas suicidas parece que es algo que no cabe en la cabeza de los "demócratas" del primer mundo, y bien que se afanan en acabar con él cueste lo que cueste.
De lo que parece que no se dan cuenta es que esas actuaciones son alimentadas por ellos mismos. Si tras vencer en una guerra, justa o injusta es lo de menos, todos los esfuerzos de un gobierno se dedican a oprimir al vencido, arrebatarle todo lo que tiene y exterminar sistemáticamente a su población, es evidente que tarde o temprano, aparecerá una persona que clamando venganza, dará su vida sólo por joder a ese gobierno. No será con el afán de ganar una guerra, ni una batalla, ni un palmo de tierra; será por el viejo y banal deseo de venganza.
En el primer mundo deberían saber algo que se aprende en todos los patios de colegio: donde las dan, las toman. Es evidente que Israel nunca perdería una guerra contra Palestina, ni contra Líbano, ni contra Siria, ni contra Jordania, ni contra Egipto, ni contra todos a la vez. Pero es evidente que unos cuantos golpes se iba a llevar. También los USA se sentían muy seguros aislados de todos los conflictos que ellos mismo habían creado y alimentado a lo largo y ancho del mundo, pero un 11 de septiembre, unos cuantos suicidas entrenados por una entidad infranacional contra quien evidentemente nunca perderían una batalla, les lanzó un golpe que les dejó "groguis" durante un buen tiempo. De hecho, podría decirse que aun no se han recuperado de ese golpe, ya que en Afganistán (ahí dicen que se gestó todo) se vive igual que antes, pero en USA no. Las libertades han retrocedido y la gente es consciente de que no son invulnerables. El miedo se apoderó de ellos durante unos días (recordad las cartas con Antrax), y aun sigue habitando en muchos de ellos.

Toda esta chapa viene a cuento porque hoy, la organización de la naciones unidas, ha emitido un informe en donde critica duramente la invasión de la franja de Gaza por parte de Israel durante la pasada navidad. A Israel no le ha hecho ninguna gracia el contenido de ese informe (la verdad le está jodiendo), y exige rectificaciones, pero al parecer, por una vez la ONU se ha puesto medio dura, y parece que no las habrá.

Aquí un mapica para los que dicen que Israel sólo se defiende.

1 comentario:

AntiTodo dijo...

Jajajaj! Me imagino al chaval con el pito en la mano, buscando a patricia de OT desnuda para al final, descubrir La Verdad sobre la franja de Gaza.

Bienvenido de nuevo a Iruña!