07 junio 2009

El ayuntamiento de Pamplona indemnizará a los torpes

Sí sí, a los torpes. Habéis leído bien. Yo ya sabía que el lobby de los bicicleteros (que no ciclistas) es poderoso; aun más que los de la automoción, el petróleo, la iglesía o los judíos. Pero una reciente sentencia del Tribunal Administrativo de Navarra lo deja ya clarito para todos aquellos que se creían las excusas de los atascos y la contaminación. Negro sobre blanco, vamos.

La noticia apareció en el Diario de noticias, y poco más o menos, venía a decir que una señora (o señorita) que se rompió los dientes al caerse con su artefacto del demonio al acceder a un carril bici cobraría una indemnización de 1473 euros (ahí es nada), porque "no había señalización vertical y debía de haberse empleado una pintura que no resbalara, para posibles incorporaciones por ese punto al carril bici". Vamos, por torpe.

Desde aquí clamo a dios y a todos los santos para que el ayuntamiento de Pamplona caiga en bancarrota indemnizando a torpes de toda clase y condición. Quizá así, la próxima vez que a algún lumbreras se le ocurra plantear el puto carril bici en un pleno municipal, lo tiren directamente al pilón.


La torpe, exultante a la salida de los juzgados.

2 comentarios:

AntiTodo dijo...

qué guapa nuestra alcaldesa!!

G.Danger dijo...

Casto, actualiza mas a menudo el blog que me aburro y al final voy a tener que leer los periodicos para enterarme de lo que ocurre Iruña!!!!!