23 julio 2009

La foto de la vergüenza

Ya sabéis que la mente de los fatxas tiene extraños recovecos que una persona racional quizás no llegue a comprender nunca. Aun así, ayer me sorprendí con el cinismo que (una vez más) demostró el tebeo de extremo centro, con motivo de la visita a Gibraltar del ministro de exteriores ejpañol. El diario del director sodomita tiraba una primera página con esta imagen y este titular.



La verdad es que a mi el tema de Gibraltar me la trae más floja que el descubrimiento de un nuevo insecto en una cueva de Vietnam, pero me jode que, como siempre, los ejpañoles pasen como de la mierda de la opinión de los más interesados. Hasta donde yo se, los Gibraltareños (los que viven allí) están felicísimos siendo ingleses y no ejpañoles (yo también lo estaría), pero los salvapatrias de siempre no pueden tolerar que el territorio que con tanto afán usurparon a los musulmanes los reyes católicos, caiga en manos no católicas (en este caso, protestantes).
Además, pretenden hacernos creer a estas alturas que los políticos tienen y deben tener principios, ya que lo que más critican es la visita en sí, no el contenido de las conversaciones (que a mi también me la pica).
Pues bien, como dicen en "El Jueves", sólo hay una portada, pero tenemos más.



Después de años llamándose de todo y tras destaparse que uno era líder de una organización criminal, los ya expresidentes Aznar y Glez se estrechan la mano con un "pelillos a la mar".




La modernísima presidenta del partido UPD, de principios claramente republicanos, estrecha sonriente la mano del monarca, dando un paso atrás en los muchos años de lucha que la militancia antimonárquica ha desarrollado en ejpaña.





Después de ponerse de tonto para arriba durante cuatro años y llevar a la población de su pobre país al borde de una guerra civil (eso decían en la cope), también "pelillos a la mar". Si al final sois más majos...





Después de que su partido permitiese la aprobación de la ilegítima "ley de partidos", y de que ex-dirigentes de su partido fuesen condenados por delitos de organización de banda armada y varios asesinatos...
Después de que varios miemobros de su partido fuesen asesinados por una banda que ahora dicen, está integrada por la organización liderada entonces por Otegi, el que ahora es lehendakari lópez se sienta a dialogar (se puede decir dialogar?), para no se sabe qué.





Después de décadas en las que durante el juramento del lehendakari, no se permitía el acceso al acto ni a militares, eclesiásticos ni abogados (no se por qué), bastó con la llegada de un socialista (sí, socialista) al poder para que un militar y un cura presenciaran el acto.

3 comentarios:

AntiTodo dijo...

joder... demasiada vergüenza!!

El tío Goyo dijo...

muy bueno y seguro que como los de El Jueves, "y teníamos más"

Black Queen dijo...

Aunque no esté de acuerdo con la mitad del artículo hay un neologismo de 10 que no había oído nunca y me ha encantado: salvapatrias. Qué definición tan perfecta de cierta gentuza.