30 agosto 2009

El frotar se va a acabar

Puede que muchos de vosotros os hayáis visto alguna vez en la tesitura de poner una lavadora. Eso que nuestras madres hacía con tanta facilidad (meter la ropa por el agujero, cerrar la puerta, poner jabón, girar una rosca y pulsar un botón) se convierte en una especie de "segunda selectividad" que todos debemos pasar para convertirnos en adultos. Yo lanzo una pregunta desde aquí: Teniendo en cuenta que las etiquetas de la ropa son enormes y cada vez más grandes, ¿no sería mejor explicar por escrito las instrucciones de lavado? ¿Habéis visto esos putos símbolos? ¿Os habéis fijado que no tienen ninguna relación con lo que quieren expresar? Hijos de puta...

Pues bien, desde "Con lo que hemos viajado...", en nuestro afán por contribuir a hacer del mundo un lugar mejor queremos aportar nuestro granito de arena, ayudándoos a todos a comprender esos símbolos, con tan sólo dos esquemas.

El esquema número 1 es apto únicamente para aquellos que hayan cursado ingenierías superiores habiendo desarrollado todo su curriculum por itinerarios de ciencias puras.
El esquema número 2, es para todos los demás.

Esquema número 1


Esquema número 2

3 comentarios:

AntiTodo dijo...

Bien bien!! Veo que una de nuestras apuestas en sidreria esta en marcha...

Lo de la estiqueta... ¡¡acojonante! jajajaja!!

Black Queen dijo...

El problema del esquema número dos es que a los solteros nos falta información.

Harlock dijo...

Joooder, pues yo estoy de estreno de lavadora y ayer se hizo 3 viajes la misma ropa, porque no sabía parar a la condenada y cada vez que pretendía sacarla se ponía otra vez en marcha... por suerte llego la caballería en formato de "moza" y supo arreglar la situación,,,