06 noviembre 2009

¿Qué será, será?




Al parecer en los próximos días se va a fijar la fecha para la celebración del juicio contra Euskaldunon Egunkaria (el juicio contra las torturas a los detenidos no se celebrará nunca. Ver 1 y Ver 2).
Cabe recordar que el pasado mes de mayo, y tras once años de injusticia mantenida, el tribunal supremo decidía archivar el sumario contra el diario Egin y dejar sin efecto la declaración de ilicitud de las actividades y la disolución de Orain SA y el resto de empresas que contribuían a la edición del periódico. Además, el Supremo dejó invalidado «el comiso y liquidación de su patrimonio».
Claro que tras once años, lógicamente, qué más da. Al fin y al cabo, la noticia apenas ha tenido repercusión en los medios (al contrario de cuando se produjo el cierre), y evidentemente, el periódico ya no se volverá a editar.
Pues bien, a pesar de esto, el sumario contra Egunkaria sigue adelante, a pesar de que no hay ni una sola prueba aparte de los mismos papeles que se requisaron a un etarra detenido y que ya sirvieron para organizar el caso Egin y no demostraron nada.
De hecho esta prueba ya fue rechazada por la fiscalía al tiempo que ésta pedía el archivo de la causa.
También el juez Del Olmo, responsable del cierre "cautelar" reconoció que no se podría acreditar ningún tipo de relación entre Egunkaria y eta.
Entonces, ¿por qué se sigue adelante con el asunto?
Pues porque alguien decidió que si en el consejo de administración de una empresa, hay un miembro de Batasuna (que es dicen que es eta), pues entonces, la empresa también es eta.
No obstante, la fiscalía se retiró del caso pero éste siguió adelante porque también se personaban (cómo no) las asociaciones de víctimas, y aquí, por lo que se ve, no cabe la aplicación de la "Doctrina Botín".

Pues nada, a ver qué pasa. Simplemente recordar que a la par de la clausura del periódico, cinco de los detenidos denunciaron torturas. Y, además, el ex director de Egunkaria, Peio Zubiria, intentó suicidarse en el hospital tras una crisis de ansiedad padecida durante su detención. Todas las denuncias fueron archivadas.


PD. No os perdais este vídeo, sobre todo el final.

1 comentario:

AntiTodo dijo...

de verguenza...