29 junio 2010

Más vale quedarse callado y parecer estúpido, que abrir la boca y demostrar que lo eres

Ayer, en la edición on-line del diario de Navarra, a las 18:59 horas se publicaba la noticia de que la audiencia nacional había decidido archivar la denuncia que la policía municipal de Pamplona había interpuesto contra las peñas San Fermín y Armonía Txantreana a instancias del equipo de gobierno del ayuntamiento de la capital del Reino de Navarra. Qué pocos motivos habría en esa denuncia para que la mismísima audiencia nacional, que no pocas veces a ejercido de tribunal "preventivo" en plan pre-crimen, decida que no hay nada que juzgar.

Pues bien, el mismo periódico, a las 14:51 había publicado las declaraciones de la alcaldesa de la ciudad, en las que ésta afirma que "es una pena que porque dos peñas fueran condenadas por hacer apología del terrorismo, todas las demás hayan decidido llevar pancartas negras en señal de protesta". ¿Condenadas?

Al mismo tiempo, aseguraba que esta situación obedece al deseo de los presidentes de las peñas, y no al de sus asociados, y repite de nuevo la bonita historia de las veces que ha "bailado bajo pancartas que la criticaban a ella misma, mezclada con la mocina".

Qué bonitas son estas coincidencias.
Pues eso, lo que digo en el título.

3 comentarios:

AntiTodo dijo...

El problema de todo esto, es que las peñas ya están criminalizadas, hayan sido culpables o no de enaltecimiento al terrorismo. Un par de registros y a cenar a la vuelta del castillo.

PePe Navarro.com dijo...

LA SRA......... LO DEJA CAER "POR SI ACASO"... QUE PARA ESO TIENE ASESORA DE IMAGEN Y PRENSA.............. LAS PANCARTAS NEGRAS.......... LE HAN DOLIO A LA JODIA.

COMPARTIMOS

El tío Goyo dijo...

creo que ya tengo pegata para la t-shirt, que vaya bonitoooooooooo