18 abril 2008

Impuesto de circulación 2008

Nooooo. Aquí no encontrarás nada sobre el impuesto de circulación, pero te podrás entretener un rato.

Al alcalde de Pamplona, Yolanda Barcina, no le gustan las barracas. Ignoro porqué es así. Al igual que ignoro por qué no le gustaban las txoznas, o la venta ambulante, o la no ambulante. Y sobre todo, ignoro por qué le gusta tanto decir a la gente cómo debe divertirse. Esta es una antigua afición de la derecha: decirnos a los demás cómo nos vamos a divertir más. Y lo peor, como siempre, es que hay gente que dice: "Pues sí, este txiki-park que nos ha montado la barci es super guay". Ojo, que me parece muy bien que monte txiki-parks, y todo lo que quiera, para el que quiera; pero a los que nos gustaban las fiestas como estaban, por favor, ¡déjenos en paz! ¡déjenos vivir!

Si cuando se le ocurrió hacer la estación de autobuses (necesaria, como ya he dicho aquí), sabía en en ese solar iban las barracas, ¿por qué no hizo lo necesario para una vez terminada, las barracas se pudieran montar donde siempre?
¿Cómo puede decir que el solar de la runa es un lugar céntrico? Yo, que soy taurino, todos los años he bajado a los corrales del gas a ver los toros, y os puedo decir el ambiente sanferminero que hay en esa zona: Cero.
Si vas el día seis, coincides con bastante gente que como tú, ha ido a ver los toros y al menos no haces el ridículo vestido de blanco. Pero si bajas el día ocho, corres el riesgo de que algún rumano te pregunte a dónde vas con esa pinta.
¿Cómo puede pretender que los padres que antes dejaban salir a sus niños de sus guaridas en iturrama y san juan para ir a las barracas, ahora les dejen ir hasta la rotxapea, pasando antes y después por el casco viejo? ¿No se da cuenta que en el casco viejo hay personas borrachas durante los sanfermines?
¿Cómo piensa impedir que un asturiano borracho y sin camiseta se encarame a los muros de los corralillos y organice una capea, al calor de los vapores del vino dulce zaragozano?
¿Cuantos forasteros caerán este año por las murallas por dirigirse hacia la luz?
¿Cómo pretende vender ahora el intimísimo momentico del encierrillo, con la música de fondo de "Otro perrito piloto"?
¿Cuantos australianos se meterán al arga para intentar luchar con un cocodrilo?
¿Cuántos foráneos y locales mearán en el arga? ¿Lo piensa impedir? ¿Ya no importa la contaminación?
Y lo más importante: ¿Cuántos eventos tradicionales se va a cargar esta señora antes de que alguien de el paso de echarla del ayuntamiento? ¿Habrán aprendido la lección los pamploneses de bien, o volveran a votar a otro alcalde que no es de la ciudad?

En un par de años, proyecta el puto tranvía por la calle estafeta y llevará el encierro a la txantrea.

¿Que no es capaz?


Una de las atracciones que piensa poner la barci si no llega a un acuerdo con los barraqueros de siempre.

1 comentario:

AntiTodo dijo...

¡déjenos en paz! ¡déjenos vivir!

GORA ORTEGA CANO!!!

-----------------------------------

Pues si, amigo Casto, como comentamos en multitud de ocasiones, esto es una puta vergüenza, pero seguro, que dentro de 2 años, a esta la tendremos de presidenta del gobierno de Navarra, y entonces como sueles comentar, seguro que monta las fiestas de Burgos en Pamplona!!

Gora kale borroka!! Y a tomar por culo!!