23 septiembre 2008

La vida en directo

Ayer empezó la décima edición del decano de los realitys en las televisiones españolas. Nos referimos, por supuesto a Gran Hermano.
No vi la gala inicial, y mucho me temo que este año lo seguiré menos que otras veces, ya que una vez vistos muy por encima los participantes, me ha recordado más a una especie de Freak Show que a cualquier otra cosa.
No obstante, los creadores y mantenedores del programa, ya nos tienen acostumbrados a este tipo de selecciones de concursantes (¿por qué de este no dan nunca los castings? ¿Se notaría demasiado que solo cogen a pirados y lerdos?).
Hagamos una breve retrospectiva. Estos son los que a mi juicio (y sólo mío) ganan el concurso al más pirado, raro, cateto o estúpido de cada año. Hay dura competencia.

Año I

Íñigo. Su polo verde inspiró más de un chiste y su patetismo de lameculos no conoció límites. Sus intervenciones posteriores en Crónicas Marcianas también fueron memorables.



Año II

Fran. El ganadero señorito se pegó toda la edición del concurso en su puto albornoz de rayas verdes sin dar ni un palo al agua. Cada vez que le tocaba nominar, aparecía con sus garbanzos de la suerte, a pesar de que se suponía que estaba prohíbido nominar al azar; como era muy gracioso (el hijoputa), se lo permitían. No ganó de churro, oiga.



Año III

Jacinto (El Petra). Este año el cirbonero se llevó la palma en cuanto a frikismo en el programa. Para el recuerdo quedó su grito de: "LA PUERTAAA", cuando una vez expulsado y al llegar al estudio de T5, la puerta de éste no se abría. También ha protagonizado momentos estelares tiempo después.



Año IV

Rafa. Este era seminarista con alma de cantante y en la casa (todo se magnifica) se enamoró y nos demostró lo llorón que se puede llegar a ser cuando no se tiene vergüenza. Sin pena ni gloria.



Año V

Aída. Bueno, esto son palabras mayores. ¿Se puede dar una descripción de esta pendeja en menos de mil líneas. Una hijaputa insoportable, y lo peor es que nunca sabremos si interpreta un papel, o es así de estúpida.



Año VI

Nicky. Otro peso pesado. Y eso que esta edición se prodigó en auténticos mentecatos. Este "tío" entró en plan Barón Dandy y demostró que los complejos no se solucionan con un poco de pelusilla en la cara. También ha protagonizado interesantes incursiones en el mundo del colorín.



Año VII

Inma. Esta hortera, máximo exponente del chandalismo rosa hispano, se creía guapísima y un bombón, y argumentaba que teniendo una carrera universitaria (creo que decía que había estudiado biblioteconomía, o algo así) sólo trabajaba de cajera de supermercado por las envidias de la gente "que es mu envidioza y mu mala". En fin, española de los pies a la cabeza.



Año VIII

Daniel Rubio. Este iba de intelectual y leído, porque trabajaba en la radio (?). El tipo, un despreciable fascista sin escrúpulos, pretendió ganar el concurso a base de insultar, avasallar y enfrentarse a todos los participantes (en especial las tías, a las que odiaba). Se ve que este también pensaba que follaba menos de lo que merecía.
Lo mejor fue ver como arrastró al paleto del año, Pulpillo, a las más miserables cotas del mal gusto y la desvergüenza. Pobre madre, Pulpi.



Año IX

David (El Flequi). Sí, ya se que todos esperabais que este año el galardón fuese para nuestro transexual particular, Amor. Pues no. El premio al más colgado (en este caso) se lo lleva nuestro querido Flequi, por su turbio asunto de robo y tráfico de drogas, aun sin aclarar, al salir del concurso. Este no sabe que cuando se es un delincuente macarra de ceñido pantalón, cuanto menos famoso se es, mejor.



Año X

Esta edición promete en el aspecto friki, porque además de una enana, han metido en la casa a esto:


Sus primeras declaraciones: "La gente piensa que soy homosexual"

Perdona, te corrijo: la gente piensa que eres una tía fea.

5 comentarios:

AntiTodo dijo...

qué grandes!!

El tío dijo, que su novia, le había dicho que no entrase porque la gente piensa que es homosexual... Es un invertido genético!!!!

Black Queen dijo...

Dos cosas:
1) Sólo conocía a tres de todos los que han aparecido en la lista, lo cual me hace alegrarme por el estado de mi salud mental, la cual ya estaba empezando a dar por perdida.
2) ¿Seguro que lo de la última foto es un tío? ¿No nos estás tomando el pelo?

sini dijo...

Es una tía operada y hormonada, fijaros en el culo, ese culo no lo tiene un tío, la cara, el pelo, las piernas... vamos que no lo puede esconder.

Casto López Armada dijo...

Y qué me dices de los gestos? Los tíos no nos sentamos con las piernas juntas y las manos encima de las rodillas (por motivos obvios).
¿Y sus pies? Como mucho son un 37.

sini dijo...

Sisisisisisisisi es una tía. No se si lo confirmará porque intenta despistar con eso de que tiene novia y de que se casa, porque recuerdo que los matrimonio entre homosexuales es legal.