21 septiembre 2008

Genios del fútbol


Paul Gascoigne es uno de esos futbolistas (como maradona) que me caen mucho mejor una vez retirados , que cuando estaban en activo.
Este muchacho ya despuntaba no obstante cuando aun jugaba en la liga inglesa. Fue pillado in fraganti con unas cuantas dominatrix, atado a un potro de tortura, y con un pedo considerable.
Su última ocurrencia ha sido alardear, no sin antes haberse bebido tres botellas de whisky, de tener en su agenda del teléfono nada menos que al Papa, Benedicto. Al no poder ponerse en contacto con el sumo pontífice, acabó llamando a George Bush, quien tampoco se puso al teléfono.
Ya me imagino al bueno de Bush oyendo el politono chiki-chiki de su móvil e intentando contestar con el mando de la tele.
El caso es que ante tamaña frustración, nuestro amigo Paul acabó a cabezazos contra unos paparazzis que andaban por allí.

¿Quién entre nuestros futbolistas patrios tendrá en su agenda a personajes como Aznar, el Dalai Lama, Rouco Varela, la Barcina, Fraga, Fidel Castro o Putin?

1 comentario:

AntiTodo dijo...

Raul y Salva tendrán el teléfono de Ynestrillas