13 febrero 2009

¿Para qué quieres LSD si puedes ir al dentista?

Pues ya veis; unos días tanto, y otros tan poco. Lo mismo estoy una semana sin escribir nada (como la pasada), que pongo dos cosicas el mismo día, como hoy.
¿Es esto la vida real?

2 comentarios:

AntiTodo dijo...

jajajaa!!

Qué bueno!! A mi que me pongan un par de tragos de lo que le han dan al niño!!

Anónimo dijo...

Ostia que padres más irresponsables, que colocón tiene el niño!!! y del dentista no es que yo iba de peque y esas cosas no pasaban.