13 marzo 2008

¿Víctimas?

No se si os habéis fijado alguna vez, pero en el periódico (?) el mundo, sobre la cabecera, siempre incluyen una frase pronunciada por algún famoso o algún anónimo. La de ayer era "El tacto en la audacia es saber hasta dónde se puede ir (Jean Cocteau)".
Y la verdad es que les vendría bien aplicarse el cuento a ellos mismos, a juzgar por como incluían en primera página su información sobre el homenaje a las víctimas del 11-M: "Duró 10 minutos, apenas asistieron 50 de los 2000 damnificados y las autoridades no se acercaron a ellos."
Lo cierto es que siendo este periódico, puede que se lo haya inventado todo, y en realidad fuese un éxito de crítica y público. Pero de no ser así, de ser cierto lo que cuenta, no es sino la demostración de que aquí sigue habiendo víctimas de primera y de segunda. Mejor dicho, eso era antes. Ahora están las de primera (los muertos por eta), que promovidos por la clase política tienen homenajes con decenas de miles de asistentes, minutos de silencio obligatorios en los estadios de futbol etc, los de segunda (11-M) que apenas se les tiene en cuenta, y los de tercera (GAL, policía, represión en general), que directamente tienen prohibido manifestar su dolor o su descontento.
Quiero destacar sobre todo lo de que las autoridades no se acercaron a las víctimas. Vale que las elecciones ya estaban ganadas (o perdidas), y no valía para nada hacerse la foto, pero por lo menos el rey, que no se juega el puesto, podía haber echado un saludo de esos tan campechanos que él sabe echar.
Todo esto el mismo día que el presidente del pp de ourense nos regalaba este titular "El PP de Ourense relaciona el asesinato de Carrasco con el resultado electoral".

En fin, está claro que estos no murieron por la unidad de españa.
Qué bonito, qué bonito.

1 comentario:

AntiTodo dijo...

El tema de las víctimas es uno de los temas, a mi parecer más vergonzoso que existe.

A mi, como sabes amigo Casto, me produce picor anal cada vez que nombro a la AVT, pero lo que realmente me toca los cojones es ver la manifestaciones de ciudadanos anónimos, engañados por su partido, por su telediario o por su estupidez rodeados de personajes de extrema derecha, y diciendo que ellos, son ciudadanos de bien que buscan la paz. Luego éstos, son los mismos que agreden a los cámaras de ETB (esto pasó en Pamplona) o a los de CUATRO (esto paso el otro día en Génova).

Esta gente de bien, tampoco tienen reparos en pedir penas de muerte o burlarse de los cadáveres en cal, o los fallecidos de otras tendencias políticas.

Estas personas que se manifiestan 1 vez al mes, son los mayores enemigos de la democracia. Sus abuelos dieron un golpe de estado, y al ritmo que vamos, veremos lo que hacen ellos.