21 mayo 2008

Consulte a su médico

En la audiencia provincial de Madriz se está celebrando un juicio contra un "doctor" acusado de abusar sexualmente de algunas de sus pacientes.
Hasta aquí todo normal, dentro de la anormalidad de este sujeto. Lo cojonudo viene al leer las declaraciones de las acusantes.
Según informa el tebeo El Mundo, el tipo se dedica a la rehabilitación. Es decir, que no es ni ginecólogo, ni urólogo, ni proctólogo, ni nada que caiga cerca de las "zonas calientes".
Para empezar, recibía a las pacientes objeto del abuso sin cita previa, sin enfermera y las atendía de tú a tú.
Una relata como tras acudir por una lesión de cervicales (?), en la cuarta sesión, el especialista le tocó los genitales y, en otras sesiones, le introdujo los dedos en la vagina. "Cada vez se acercaba más a la zona genital. Movía la ropa interior y al final metía sus dedos en la vagina", especificó la mujer, quien al negarse en las siguientes sesiones a bajarse los pantalones, el doctor le decía: "Tiene que haber un trabajo completo para que pueda mejorarse".
Otra de las víctimas contó que acudió a la consulta para ser tratada de una dolencia en el hombro y en el codo, si bien apuntó que el especialista insistía en masajearla ambos pechos. "Me dijo que me quitara el sujetador para aplicarme un aceite. Luego me hizo hacer unos ejercicios respiratorios. Me puso en un taburete y él se colocó detrás. Mi trasero tocaba su entrepierna", relató Marina Bodillo.

En fin, que el tipo es un hijoputa, pero algunas ya podían espabilar, que lo del aceite en los pechos para curar el codo lo voy a usar yo el próximo viernes.

Ya decían Les Luthiers que "Cuando tu mejor amigo te clava un puñal en la espalda, debes desconfiar de su amistad".

A veces un roce sí puede ser inevitable.

3 comentarios:

sin identidad dijo...

menos mal casto, ya estaba aburumada con buscar el melocotón, porque no lo encuentro!!!

Goiko dijo...

jajajajajajajajaajajaja
juasj uas jaus juas juas

uno de los mejores artículos que te he leído, sin ninguna duda!!!

AntiTodo dijo...

es que les tocaba las teticas sin querer