12 febrero 2009

Si el sargento Arensibia levantara la cabeza


Según leo en 20minutos, el ministerio de defensa está ultimando una reforma legal para que "los transexuales carentes de organos genitales masculinos puedan ingresar como soldado o marinero profesional en las Fuerzas Armadas", y de este modo, dar su sangre si es menester, por la defensa de la patria.
Esta reforma parece ser que se producirá a propósito de un individuo, de nombre Aitor, que ha visto como por segunda vez le denegaban el ingreso en nuestras gloriosas fuerzas armadas, por carecer de pene y testículos.
Quizás podría haberme enterado mejor, pero la verdad es que me resulta chocante que se admitan mujeres, y a este señor no le permitan jugar a la guerra (perdón, a las misiones humanitarias) por no tener pito. Pero bueno, tampoco soy un experto en reclutamiento militar.
Sí que diré no obstante que me parece una pena que a raíz de este asunto, se tenga que cambiar aquel bonito lema del sargento Arensibia que explicaba cuáles eran las tres "bes" (b), con que debe contar un soldado español:

- Balor

- Boluntad

- Buevos

Estos socialistas nos lo están quitando todo.


¿Querrán los genitales para el rancho?

2 comentarios:

AntiTodo dijo...

El problema es que un ser humano quiera ser militar... lo de que tenga pito o no tenga da igual...

Insumisión al ejercito y a la nación!!

Redondo de ternera7 dijo...

queremos mas pollas y menos pistolas. cacahue